negocio / tienda / ventas

Tips para Construir una Tienda Para Vender en Internet

Por qué tener una tienda para vender y ofrecer productos, artículos y servicios a todo el mundo

tiendas para vender en internet

El eCommerce y las ventas por Internet hoy están más en auge que nunca, por eso, tener una tienda en línea en este tiempo, más que la excepción ha pasado a ser la regla.

Son muchos los comercios físicos que han dado el salto y ahora no solo ofrecen sus productos en su establecimiento, sino que también lo hacen a través de un sitio web. En otros casos, se trata de emprendedores que han abierto su tienda online para empezar en el mundo del comercio electrónico.

Sin importar cuál sea el motivo por el que estés pensando abrir un negocio en línea, este artículo te será útil porque te explicaré los beneficios de tener una tienda para vender y ofrecer productos, artículos y servicios a todo el mundo.

¿Por qué tener una tienda en línea?

La forma como las personas acceden a los bienes y servicios ha cambiado. Ahora en menor medida las personas van a las tiendas físicas a comprar lo que necesitan y prefieren hacerlo por internet porque de esta manera ahorran tiempo, esfuerzo y muchas veces dinero.

Hoy día, más de la mitad de la población mundial se conecta a internet, de ahí que es a ellos a los que debes llegar, por eso, tener una tienda en línea se traducirá en mayores posibilidades de vender y, en consecuencia, mayores ganancias.

Tipos de tienda en línea que puedes tener

Dependiendo de cuáles sean tus objetivos y tu capital, puedes tener una tienda en línea en la que ofrezcas productos y servicios propios o de terceros.

Tienda con mercancía propia

Si tienes una tienda física, es bastante probable que tengas un almacén con los productos que ofreces, de ahí que puedes llevar tu establecimiento a Internet y vender tus propios productos, que pueden ser fabricados por ti o comprados a un proveedor.

Al tener una tienda de este tipo, deberás encargarte de toda la gestión del proceso de compra, lo que incluye tener un catálogo actualizado, gestionar los pagos, los envíos y las posibles devoluciones.

Tienda de dropshipping

El dropshipping es un tipo de eCommerce muy ventajoso porque no hará falta que tengas un almacén, es más, ni siquiera te encargarás de enviar el producto a tu comprador. Te explico esto mejor.

Para tener este tipo de tienda debes tener un proveedor, que es la persona o tienda que tiene un almacén con sus productos. Tu deberás crear la tienda en línea en la que ofreces los productos y cuando se realice una compra será este proveedor el que se encargue de enviar el producto a la ubicación indicada por el cliente y, en caso de ser necesario, gestionará también las devoluciones.

Si bien es un método que trae muchas ventajas, lo cierto es que debes tener mucho cuidado al escoger tu proveedor de dropshipping porque si este es lento en las entregas o envía productos defectuosos, será la reputación de tu tienda la que se verá afectada.

Beneficios de tener una tienda en línea

Estos son los principales beneficios que obtendrás al decidir crear una tienda en línea para vender a todo el mundo:

tiendas en internet

Más clientes potenciales

Vender por Internet abre la puerta a un mundo de posibilidades cuando de conseguir clientes se trata. Como tu tienda podrá ser vista desde todas partes del mundo, tendrás una audiencia más amplia a la que llegar con tus productos o servicios.

Esto es especialmente útil cuando se ofrecen servicios digitales, porque no ameritan entregas de productos físicos, lo que permite tener clientes sin importar su ubicación geográfica. Claro, si no quieres abrirte al mercado internacional, puedes limitar tus ventas a tu propio país.

El mantenimiento es económico

Aunque al principio crear una tienda en línea puede resultar una gran inversión, lo cierto es que mantenerla es mucho más económico que tener una tienda física. Entre los gastos que tendrás están el hosting y el dominio (que generalmente se pagan una vez al año), las plantillas y los plugins si hacen falta en la plataforma que uses para vender.

Además, si tienes una tienda de dropshipping, mantener un inventario actualizado será más fácil y económico ya que no tienes que pagar por importación ni por un almacén. Tampoco tendrás que pagar por servicios como luz y agua, ni por mobiliario, aunque sí que deberás mantener tu factura de Internet al día.

tiendas para internet

Gastas menos en publicidad

Si tienes una tienda en línea, no hay mejor lugar para hacerle publicidad que Internet, lo cual no solo te servirá para promocionarte entre un público más amplio, sino que también es económico. Puedes usar los servicios de publicidad de los buscadores, de las redes sociales o pagar por banners en otras páginas web.

Además, podrás mantener informados a tus clientes potenciales sobre ofertas y promociones a través del email marketing que es barato y en ocasiones hasta gratuito.

Mejor atención al cliente

En tu tienda en línea y página web puedes implementar diversos canales para atender las dudas de tus clientes o acompañarles a lo largo del proceso de compra. Por ejemplo, puedes implementar un chatbot que dé respuesta a las preguntas más frecuentes sin importar la hora a la que escriba el usuario, un chat en vivo o un sistema de tickets.

Mejor servicio

Una de las principales limitaciones de los establecimientos comerciales físicos es que estos dependen de un horario y pocos están abiertos las 24 horas. En cambio, al crear una tienda en línea, tus clientes pueden acceder a ella, ver tu catálogo y comprar a cualquier hora del día, los 365 días del año. Esto te permite brindar un servicio de calidad y no perder ninguna venta.

Te vuelves más competitivo

En esta era digital, un negocio que no esté en Internet limita sus posibilidades de venta. En cambio, un eCommerce no solo asegura más ganancias, sino que hace la empresa más competitiva, y la pone a la altura de los grandes negocios que ya están en la web.

De hecho, es bastante probable que tu competencia ya esté en Internet y esté atrayendo a esos clientes que podrían ser tuyos.

Accesible desde cualquier dispositivo

Cuando se crea una tienda en línea se debe hacer teniendo presente que los clientes accederán a ella desde distintos dispositivos y no solo desde un computador. De hecho, la mayor parte de las búsquedas hoy día se hacen desde el móvil.

Por lo tanto, al ser adaptable a todo tipo de pantalla (computador, Tablet y móvil), tus clientes solo necesitarán conexión a Internet para entrar a ella sin importar el tipo de dispositivo que tengan.

Incluso, puedes encargar el desarrollo de una aplicación móvil desde la cual los clientes puedan comprar al tener tu tienda en su bolsillo.

Tienes acceso a datos para mejorar

Las tiendas en línea tienen otra ventaja sobre las físicas y es que se puede acceder a métricas que permitan conocer mejor a los clientes y clientes potenciales. Con la analítica web se puede saber cuánto tiempo pasan en línea, cuáles son las secciones más visitadas, los productos más vendidos e incluso las zonas de la tienda que generan más conversión.

Con estos y otros datos, podrás orientar tus estrategias de marketing para ofrecer al cliente lo que busca o mejorar lo que haga falta dentro de la tienda para brindar una mejor experiencia de usuario.

Te libras del dinero en efectivo

En la sociedad actual el dinero en efectivo va en desuso, pero si tienes una tienda física, muchos clientes aún querrán pagar con este método. En cambio, en un eCommerce puedes ofrecer métodos de pago digitales que son fáciles de usar y completamente seguros.

Por ejemplo, puedes tener una pasarela de pago que acepte tarjetas de débito y crédito, pero también otros métodos de pago como PayPal e incluso criptomonedas.

Puedes describir los productos con detalle

En tu tienda puedes escribir descripciones detalladas de cada uno de los productos que vendes, de esta manera el cliente podrá tener acceso a toda la información que debe conocer antes de hacer la compra y saber así si ese producto satisface su necesidad.

Las tiendas en línea son escalables

Si de momento no dispones de mucho capital, puedes comenzar tu tienda online con unos cuantos productos y orientándote a un público especifico, con el tiempo, la tienda podrá crecer con un catálogo más amplio, implementar nuevos canales de ventas y enfocarse en alcanzar cada vez más clientes de otras zonas.

Lo mejor es que no necesitarás abrir sucursales, porque como ya hemos dicho, tu sitio web podrá ser visto desde cualquier parte del mundo.

Necesitas menos personal

Una tienda en línea requiere de muy poco personal e incluso, si se trata de un emprendimiento personal, tu solo puedes encargarte de todo. Al no necesitar contratar personal de seguridad, cajeros o promotores, ahorrarás dinero que puedes emplear en otros aspectos de tu eCommerce.

Completamente personalizable

Los CMS o gestores de contenido para comercio electrónico, brindan la posibilidad de que la plantilla o tema usado sea completamente personalizado para reflejar mejor a tu marca. Así, podrás agregar tui logo, tus colores distintivos y todo lo que represente a tu negocio.

¿Cómo tener una tienda en línea?

Una vez que conoces todos los beneficios y razones por las que es una buena idea tener una tienda para vender y ofrecer productos, artículos y servicios a todo el mundo, de seguro te estás preguntando qué necesitas para tener una. Por eso, ahora te explico algunos de los pasos más importantes:

Elige un dominio y un hosting

El dominio es el nombre que tendrá tu tienda en línea. Lo más recomendable es que este sea el mismo que ya tiene tu tienda. Los dominios tienen extensiones, siendo las más recomendables .com, .net, .online y .shop, aunque tú puedes escoger la que quieras o esté disponible. Aquí el lugar para comprar en Internet, claro existen muchísimas pero uno mu recomendable son los servicios de

Por su parte, el hosting o alojamiento web es el lugar en el que se almacenará tu tienda en línea para que los usuarios puedan acceder a ella. Es importante que elijas un proveedor de hosting que ofrezca calidad y que sea completamente seguro, además, que cuente con soporte técnico por si alguna vez necesitas ayuda.

Aunque hay hostings gratuitos, no te recomiendo que elijas uno de estos ni siquiera para empezar porque suelen ser inseguros, incluyen publicidad y pueden poner en riesgo tus datos y los de tus clientes.

Seleccionar el Programa para Administrar los Productos y Servicios

Un sistema de gestión de contenidos o CMS, es un software que te permite crear sitios web. De entre todos los actualmente disponibles en el mercado, WordPress es el más popular y en él puedes crear tu tienda. De hecho, con el uso de una plantilla para comercio electrónico y el plugin WooCommerce, podrás tener una completa tienda online, profesional y segura.

Pero, WordPress no es la única opción, de hecho, hay gestores de contenido que nacieron justamente para la creación de este tipo de negocios virtuales, por lo cual incluyen todo lo que necesitas para iniciar y crecer. Es el caso por ejemplo de Magento, Shopify y PrestaShop, por solo mencionar algunos.

Sin importar si seleccionas WordPress u otro programa, para administrar la tienda en linea podrás tener una tienda con un catálogo del tamaño que necesites, con carrito de compra, métodos de pago y gestión de envío. Todo en un solo lugar.

Luego que elijas el sistema de gestión de contenidos que usarás, deberás instalarlo en el hosting que elegiste en el paso anterior.

Personalizar la página

Ahora será momento de comenzar a personalizar tu página, esto es, hacer un diseño que refleje el estilo y los valores de tu marca. Además, debes configurar todos los elementos que hagan falta para que tu tienda comience a vender.

Armar el catalogo de Productos y Servicios

El siguiente paso es subir a la web todos los productos o servicios que tienes disponibles. Al armar tu catalogo debes acompañar cada ítem con fotografías de calidad que muestren bien lo que estás ofreciendo, además de descripciones completas para que no le queden dudas al cliente sobre lo que va a comprar.

Crea un blog de publicaciones para la tienda

Si bien tu propósito principal es vender y para eso estás creando tu tienda en línea, lo cierto es que acompañarla de un blog te ayudará a generar más ventas, ya que puedes crear posts en los que des más información sobre lo que ofreces y artículos que den respuesta a las inquietudes de tus clientes.

Tener una tienda en línea es lo mejor que puedes hacer para alcanzar una mayor cantidad de clientes, aumentar tus ventas y obtener más ganancias, además del resto de beneficios que vimos en esta entrada. Por eso, ponte manos a la obra siguiendo los pasos para crear una que acabo de dejarte.

Resumen:

Deja un comentario

Información
Enviar